Cuenta Suiza para millonarios - Lista de codigos SWIFT

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cuenta Suiza para millonarios

Cuentas bancarias

Suiza, solo para millonarios?
Revista Cosas, Mayo 2001 Paula Amunátegui (Chile)
Las costas de los numerosos lagos helvéticos están pobladas por un creciente número de opulentos desterrados: celebridades y magnates llegan hasta este país europeo por sus paisajes, seguridad, alto nivel de vida y... un conveniente acuerdo tributario.
Con un ingreso anual de 59 millones de dólares -según publicó recientemente la revista "Forbes"-, el campeón mundial de Fórmula Uno, Michael Schumacher, es uno de los deportistas mejor pagados de todos los tiempos. Idolatrado en su Alemania natal, a sus compatriotas parece no importarles que "Schumi" -como le llaman con afecto- no le entregue un centavo de sus ganancias a su patria. El deportista ha optado por no pagar en impuestos el 48,5 por ciento (más 5,5 de "solidaridad" para Alemania del Este) de sus ingresos, y es por ello que desde 1996 reside en la pequeña localidad de Vufflens-Le-Château, en la parte francesa de Suiza. Allí, Michael, su esposa Corinna y sus dos hijos habitan una villa de 15 hectáreas frente al lago Ginebra. En sus ratos libres, "Schumi" juega fútbol con el equipo local, el Aubonne, y no es raro verlo pasear por el pueblo, a veces junto al ex piloto Alain Prost, que también vive en los alrededores. Lo mejor de todo es que en impuestos sólo paga -de acuerdo al diario "Munich Abendzeitung"- la módica suma de 980 mil dólares anuales.
Al igual que Michael Schumacher, cada vez son más las celebridades que peregrinan hacia los neutrales territorios suizos, seducidos por la naturaleza alpina, la seguridad y eficiencia locales y un sistema tributario que les permite conservar la mayor parte de sus ganancias, convenientemente depositadas en alguno de los 400 renombrados bancos locales. Entre los más de 300 ilustres inmigrantes figuran nombres como Isabelle Adjani, Roger Moore, Phil Collins y Tina Turner. Esta última, con ingresos anuales que superan los 31 millones de dólares, vive desde 1995 con el empresario suizo Erwin Bach en una lujosa villa en las orillas del lago Zurich. En impuestos, sólo paga 120 mil dólares al año. Considerada la joven más adinerada del mundo, la nieta de Aristóteles Onassis, Athina, vive con su padre, Thierry Roussel, en Lussy-sur-Morges, en las costas del lago Ginebra. Tras una serie de procedimientos legales entre los Roussel y los administradores griegos de la fortuna de los Onassis, los más de dos billones de dólares que heredará Athina son manejados hoy por un fiduciario independiente en Lucerna. Flamante "desterrada" es Paloma Picasso, quien a comienzos de este año se instaló con su esposo, Eric Thévenet, en el cantón de Vaud, zona que tradicionalmente visitaban para esquiar. La empresaria inauguró recientemente, en Lausanne, la Fundación Paloma Picasso, para promover el trabajo de sus célebres padres, en especial de su madre, Françoise Gilot. Con excepción de nombres como el de Tina Turner, la mayor parte de los inmigrantes de primera clase prefieren la Suiza francesa. Según publicó la revista suiza "Bilan", la región con más dinero extranjero es el cantón Vaud, donde conviven 43 billonarios, y donde la fortuna total se eleva a los 46,6 mil millones de dólares. En segundo lugar está Ginebra, con 47 magnates y 32,2 mil millones de dólares. Zurich le sigue con un monto casi idéntico, pero que se reparte entre 60 acaudalados. Cazador de millonarios Detrás de una buena parte de estas emigraciones "deluxe" está la prestigiosa firma Micheloud & Cie., liderada por el joven empresario Sr. Micheloud, quien heredó el negocio que hace más de tres décadas comenzó su padre. Junto a su socio, M. Micheloud -ambos de la liga sub-30-, Micheloud recibe a sus clientes en la Mansión Mercier en Lausanne, a los que atiende en francés, inglés, alemán, español, italiano y ruso. Por una cifra que fluctúa en promedio entre los seis mil y 30 mil dólares, Micheloud les consigue a acomodados extranjeros deseosos de instalarse en Suiza, desde el permiso de residencia hasta vivienda, colegio para sus hijos, registro para sus autos, traslado de sus bienes y hasta de sus mascotas. Inquebrantable en cuanto a entregar nombres o cifras, M. Micheloud se enorgullece de guardar la privacidad de sus clientes.  

-¿De dónde proviene la mayoría de sus clientes?
-La mayor parte viene de Francia, el Reino Unido, Escandinavia, Alemania, Italia, Estados Unidos y, más recientemente, de Australia.
-¿Cuál es la principal motivación para dejar sus respectivos países? 
-Fundamentalmente, los impuestos. En esos países, sobre cierta fortuna se debe entregar al Estado alrededor de la mitad de los ingresos. En el caso de deportistas, actores, músicos y otras celebridades, que ganan su dinero fuera de su país, no tiene sentido sacrificar gran parte de los frutos de su trabajo en impuestos.  
-¿Cómo funciona el sistema tributario en Suiza? 
-Aquí no hay necesidad de declarar los ingresos ni la fortuna, el impuesto se negocia con el cantón donde uno decide residir y se calcula generalmente así: el arriendo anual de la vivienda multiplicado por cinco constituye el "ingreso imponible". Entonces, si uno paga cuatro mil francos mensuales en arriendo, el ingreso imponible será de cuatro mil francos suizos, multiplicado por los 15 meses y luego por cinco, es decir, 240 mil francos. Esto, sin importar si uno gana 300 mil, tres o 30 millones de francos al año. Si uno paga un alto arriendo mensual, se puede incluso entrar a negociar un monto más bajo. 
-¿Se puede decir que Suiza es un refugio tributario? 
-No, en lo absoluto. Los verdaderos refugios tributarios son países como Mónaco, las Bahamas o Andorra, donde no hay impuestos directos. Aquí sí los tenemos, pero se calculan de manera diferente. Además, es importante tomar en cuenta que el costo de vida aquí es bastante alto. 
-¿Entonces, por qué no instalarse en un auténtico oasis tributario?
-Las Bahamas y Andorra están un poco aisladas para la comodidad de muchos clientes. Mónaco entra seriamente en competencia, tiene buen clima, buen nivel de vida... Al final, muchos desisten de Mónaco porque, por una parte, encontrar una casa allá es imposible, sólo hay departamentos y bastante caros. Además, muchos de nuestros clientes tienen niños, y no les gusta la frivolidad de Mónaco; no quieren que sus hijos crezcan en un casino.
-Fuera del sistema de impuestos, ¿cuál es el principal atractivo de Suiza?
-Hay factores estándar como la ubicación de Suiza al centro de Europa, las excelentes infraestructuras médicas, la eficiencia, la limpieza y los reputados colegios privados para los hijos. Pero, además, entran en juego otros factores. Por ejemplo, aquí tenemos importantes colonias extranjeras británicas, escandinavas, griegas y rusas que datan de muchos años; eso hace que muchos expatriados no se sientan tan lejos de casa. Para quienes vienen de Escandinavia o el Reino Unido, el clima también es un gran atractivo, porque si bien no es tan caluroso como el sur de Europa, es bastante más amigable que en el norte. La seguridad es otro factor importante, en Suiza las tasas de criminalidad son bajísimas en comparación con países como Francia y Estados Unidos. Por ejemplo, uno de nuestros clientes franceses fue secuestrado dos veces -una vez en su casa y otra en el auto- antes de decidirse a dejar su país. 

-¿Para una celebridad, hay algún atractivo extra? 
-Definitivamente el carácter reservado de los suizos. Aquí una estrella de cine o de la música puede caminar tranquilamente por las calles y nadie la va a acosar o siquiera mirarla demasiado. La oportunidad de llevar una vida privada relativamente anónima es una gran ventaja En el caso de quienes tienen hijos, esto es especialmente importante, porque ellos pueden crecer en un ambiente bastante más "normal", no en medio de la frivolidad de lugares como Hollywood. -¿Tiene el gobierno concesiones especiales para los millonarios o estrellas? -No, ninguna. No basta con ser rico y famoso para instalarse aquí, los requerimientos de inmigración son muy difíciles de cumplir. Se debe tener una hoja de vida más que impecable, y el origen de los ingresos debe estar detalladamente acreditado, porque el gobierno no desea albergar a traficantes de drogas o de armas. A veces, incluso, la embajada suiza efectúa una investigación en el país de origen del futuro residente. Otro punto importante es que estos inmigrantes no están autorizados a ejercer actividad lucrativa alguna en territorio suizo. Pero sí pueden manejar sus negocios y finanzas desde acá. 
-Al coordinar los diferentes aspectos que implica esta "mudanza", ¿ha debido realizar trámites inusuales? 
-(Se ríe), más de alguno. Recientemente, para un cliente que practica el tiro como deporte, debimos conseguirle los permisos para importar sus revólveres y encontrarle además una mansión especialmente habilitada para esta actividad. Ahora llegamos recientemente de París, donde visitamos la principal tienda de decoración para amoblar el château de otro de nuestros clientes. En cuanto a mascotas, hemos tenido que traer desde una gansa ¡hasta una serpiente cascabel en un jarro! También a veces hemos hecho traer a las mucamas, el cocinero, incluso... a las amantes. 
-¿Qué tipos de casa y qué zonas son las más solicitadas? 
-Hay muchos que quieren habitar algunos de los más de mil castillos que hay en Suiza, o si no una villa, generalmente fuera de la ciudad. La mayor parte me pide la Suiza francesa, en particular en la costa del lago Ginebra. Yo siempre les recomiendo a mis clientes que primero arrienden y más adelante, si les gusta y se acostumbran, que compren. 

Banca suiza a distancia
Otro servicio que Sr. Micheloud ofrece a quienes no quieren mudarse, pero sí proteger su capital, es intermediar en la apertura de una cuenta bancaria en ese país. Minuciosamente precavido en defender lo que él define como "un servicio abierto sólo a quienes traigan dinero honesto" , Micheloud rechaza entre el 30 y 35 por ciento de los potenciales clientes.
"El lavado de dinero es nuestra principal preocupación" , dice, "y por eso tenemos filtros muy fuertes, incluso más que los de los bancos. Antes de abrir una cuenta, solicitamos información detallada sobre el background económico, el origen del dinero, si proviene de un negocio legítimo, de una herencia, todo lo que nos asegure la integridad del depositante" .
En cuanto a la noción de que la banca protege a traficantes y mafiosos, Sr. Micheloud se indigna. "Durante los años 80, al igual que numerosos países, Suiza realizó una limpieza en su sistema bancario. Ahora es posible decir sin riesgo que nuestro país ya no es el destino favorito del dinero sucio. Los bancos examinan todas las solicitudes antes de abrir una nueva cuenta. Además, una vez que la cuenta ha sido abierta, chequean constantemente los movimientos y, ante cualquier operación sospechosa, congelan esta cuenta y abren una investigación" .
Existe incluso una "lista negra" de países con los que la banca helvética no realiza ningún tipo de negocios. Esta nómina incluye a Nigeria, Albania, Kosovo y Colombia, entre otros. "Lamentablemente en un país como Colombia, ni hasta el más honesto puede probar, fuera de toda duda, el origen limpio de su dinero" , prosigue Micheloud. "En el caso de Rusia, sólo se aceptan depósitos de más de un millón de dólares, y se envían oficiales especialmente para investigar el origen de este dinero" .
Para acceder a alguno de los 400 bancos suizos desde el exterior, generalmente se debe contar con un monto de al menos 600 mil dólares. "Pero nosotros intermediamos para abrir cuentas con montos menores, que los bancos generalmente no aceptan en forma directa" , aclara el joven empresario. 
Jubilarse... ¿En los Alpes?
No es necesario ser magnate o estrella para disfrutar de los años dorados frente a las praderas de Heidi. El gobierno helvético ofrece un arreglo especial para quienes -con una generosa jubilación de por medio- deseen instalarse en este paraíso alpino.
Los requisitos absolutos son tener más de 55 años, una hoja de antecedentes reluciente, estar jubilado, tener un ingreso anual mínimo de 100 mil francos suizos (unos 60 mil dólares) y permanecer en Suiza al menos 180 días al año. Sr. Micheloud esclarece que esto, sin embargo, no garantiza que el gobierno otorgue automáticamente la residencia. "Existen otros requisitos que facilitan la entrega de este permiso, como por ejemplo tener lazos con Suiza, desde haber visitado el país por vacaciones o negocios o haber residido anteriormente en el país" , continúa.
Factores un poco más subjetivos pero igualmente influyentes son el dominio de idiomas, pertenecer a alguna religión cristiana, poseer un alto grado académico -como un doctorado o un profesorado-, o demostrar haber alcanzado logros importantes en el plano profesional, artístico o espiritual. "Es una cosa de elite" , explica Micheloud, "Suiza sólo quiere recibir a los mejores" .
                                                Paula Amunátegui, desde Zurich.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal